I’m not there

febrero 22, 2010

¿Bob Dylan? ¿Quién es Bob Dylan? Esa misma pregunta nos hacemos todos cuando entramos en la sala para ver esta película, que ha llegado con retraso a nuestro país. Si leemos atentamente el título, I’m not there -no estoy allí-, obtendremos una pista, si leemos las siguientes líneas, encontraremos la respuesta.

“How does it feel? How does it feel? to be on your own, with no direction home, like a complete unknown , like a rolling stone”

La película, estrenada el 19 de Febrero, es un soplo de aire fresco en la tediosa medianía a la que nos tiene acostumbrados la industria cinematográfica norteamericana. El director, Todd Haynes, entrelaza la historia de 6 personajes que metafóricamente representan aspectos de la vida de Bob Dylan. Cada personaje está interpretado por un actor distinto entre los que destacan el fallecido Heath Ledger, Christian Bale, Richard Gere o Cate Blanchett, ganadora del Globo de Oro a la mejor actriz de reparto por este papel.

Así, recorremos los 60 y 70 en la piel de distintos personajes que representan los diferentes estilos musicales y las dispares personalidades de Dylan. El ritmo del film cambia constantemente de la mano de las canciones del cantautor y de los excelentes diálogos que a lo largo del largometraje nos deleitan metafóricamente. Y es que, no solo los diálogos coinciden con la poesía de las letras de Dylan, sino que en algunas escenas las imágenes provocan unos estímulos estéticos similares.

Los amantes del cine disfrutarán con esta película por su alegórica e insubordinada propuesta. Para los amantes de Dylan, no hacen falta argumentos para ir a ver un film que plasma de manera notable la esencia de este Rimbaud de los 60.


Dos películas

enero 19, 2010

Como estoy falto de tiempo y de creatividad voy a recomendar dos películas. No es que haya aparcado el noble arte de la escritura, es que los examenes quitan mucha energía y bla bla bla…Excusas.

En primer lugar: El hombre que pudo reinar

Esta película dirigida por John Huston en 1975 es una alegoría a las aspiraciones de cualquier hombre. Está basada en un relato de Rudyard Kipling y cuenta con Sean Connery, Michael Caine y Christopher Plummer dentro del reparto. El film te situa en el Raj británico a finales del siglo XIX. Dos ex-suboficiales del ejercito británico se proponen viajar a Kafiristán con el objetivo de proclamarse gobernadores del lugar. Como si se tratase del mismísimo Alejandro Magno, conquistan pueblo tras pueblo hasta que nombran a Daniel Dravot (Sean Connery) heredero de Sikander. La cinta es una magistral adaptación del cuento de Kipling con la extraordinaria aportación de dos grandes actores. Una reproducción onírica y divertida de la voluntad de los hombres a la hora de materializar sus objetivos, por muy pintorescos que sean. Ojito con Shakira Caine.

En segundo lugar: El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford

Western rodado en 2007 por Andrew Dominik y protagonizado por Brad Pitt y Casey Affleck. ¿Suena a chiste no? Pues no, todo lo contrario. Esta película narra el asesinato del famoso foragido norteamericano Jesse James a manos de Bob Ford. Lo primero que llama la atención es la extensión del título y el adjetivo que define a Bob Ford. El film es una personificación del valor y de la cobardía. El director maneja el tempo de las escenas con maestria y sabe representar con talento  la superioridad psicológica de Jesse sobre los demás. Así mismo, Bob Ford es un chico inteligente, sin agallas, que no sabe hacerse respetar. Su personaje es tremendamente humano, quizá demasiado. En definitiva, una gran obra que a veces peca de melodramática pero que sale ganado con una gran fotografía, con dos buenas interpretaciones y con una magnifica banda sonora compuesta por Nick Cave. Atención a la escena del asesinato, la tensión traspasa la pantalla.


Vida 0,0 (Jóvenes y alcohol)

diciembre 13, 2009

Tras largos años de producción, de dimes y diretes e incluso de la muerte de un miembro del reparto, llega a nuestras pantallas (del pc) este esperadísimo documental.

Vida 0,0 (Jóvenes y alcohol) enfoca el problema del alcoholismo en la juventud española desde una punto de vista pícaro y dinámico en contraste con los videos lentos y pesados de otras productoras carcas y bien pastadas. Dirigido y editado por Daniel Vega y….yo mismo, guión montado por Borja Vázquez y Diego Sánchez….No dejará a nadie indiferente.


Lucio y Philippe desmontaron el mundo

mayo 4, 2009

Lucio Urtubia nacido en Cascante, Navarra en 1931 tiene algo que ver con Philippe Petit, Nemours, Francia 1949. No directamente pues no creo que se conociesen, quizá ambos supieron del otro gracias a los periódicos en alguna ocasión. Lo dudo.

Lucio, de origen muy humilde, fue  atracador de bancos, falsificador de cheques…Pero ante todo idealista, anarquista y albañil. Fue una persona de grandes hazañas, que todavía vive y que afortunadamente los medios no le han prestado mucha atención. Hasta ahora pues su historia se difunde a través del documental titulado con su nombre: Lucio.

Este navarro empezó su juventud con el contrabando en la frontera francesa, luego en el cuartel donde hizo la mili. Se exilió en París y conoció al célebre anarquista Quico Sabaté. Cuando éste le dejó unas armas decidió atracar un banco y de ahí en adelante una sucesión de acontecimientos le llevó a sustraer casi 20 millones de dólares del City Bank mediante la falsificación de cheques de viajes. Sin embargo, como él dice; el dinero iba donde tenía que ir, a familias de presos políticos, a causas revolucionarias por todo el mundo y un poquito para la infraestructura.

Por otro lado, Philippe Petit, conocido funambulista francés, asombró al mundo cruzando las torres gemelas en 1974 sobre un cable metálico de 204 kg utilizando un contrapeso de unos 25. Sin redes, ni trucos, con la muerte más cerca que su propia sombra…

Petit ya había cruzado otras construcciones como Notredame o el puente de Sydney. Sin embargo, desde que en 1968 viese las futuras torres en una revista decidió que tenía que  andar sobre ellas. Mejor dicho, bailar sobre el tejado del mundo para asombrar a los que habitan debajo. El documental Man on Wire muestra su hazaña y ha sido galardonado con numerosos premios, incluido el Oscar a mejor documental de larga duración en 2009.

Lo que tenían en común estos dos grandes personajes es la determinación para lograr lo que se proponían. Corroboraron lo de Impossible is nothing y lo elevaron a otro nivel. Recomiendo ambos documentales.